¿Qué se espera lograr?

 
Cada año encenderemos el continente durante 12 días, como una zarza ardiendo que no se apaga.